YANN TIERSEN, LA RIVIERA (MADRID). JUEVES 19-11-09.


Si Yann Tiersen no exigiera cierto nivel a sus oyentes no podría entenderse porque a partir de su apabullante éxito con Amelie hace casi una década viene ofreciendo conciertos no aptos para buscadores de melodías evocadoras. Bien es cierto que gran parte de la petada Riviera, unas dos mil quinientas personas, queríamos de uno u otro modo escuchar algo delicado de su tanto instrumental como compositivamente privilegiado repertorio como autor de bandas sonoras y obviar lo evidente. Efectivamente, no sorprendió a la parroquia que escuchábamos, en mi caso no me cuesta admitirlo, con un poso de resignación su faceta puramente post-rock con algún retazo y rítmico característico de su estilo simple y preciosista como en  “La Terasse”, “Drilly”, “A secret place” o “Le quartier”. Aunque el plato fuerte era el morbo de entrever las nuevas canciones pertenecientes a su sexto álbum de estudio “Dust Lane” que ha decidido sacar con un par de bemoles a la carretera tras una discusión con su discográfica sin ni siquiera haber sido publicado, y las cuales siguen en su línea dura aunque con un toque quizá mas puramente rock, especialmente la fantástica “Countdown”.

Sin duda, entre lo mejor de la noche, la interpretación de “Sur le fil” al violín , jamás he oído un silencio mas estremecedor en medio de un concierto supuestamente de rock, hubiera matado con mis propias manos al tipo de al lado si hubiera estornudado mientras se me encharcaban los ojos fruto de un trastorno bipolar severo, acabando el tema en una ovación enloquecida de la parroquia que te hacía creer que Dios había bajado al escenario. Solo ese tema justifica la entrada y te hace pensar que cualquier cosa que salga de ese tipo te sobrepasa.

Como nota negativa, la bronca por parte de un grupo de féminas del público reclamando -¡El acordeón, nos mola mogollón!-, en referencia a los temas de Amelie, desde luego no me considero un oyente intelectualmente sobredorado, pero me hubiera gustado que hubiera ofrecido otro bis al once de volumen y asesinando cualquiera de sus hypes para mandar a algunas de esas pijas french-conexión a un concierto de El Canto del Loco.

El señor Tiersen se sabe fuera de este negocio y hace exactamente lo que le parece con coherencia y credibilidad siguiendo su propio lenguaje y haciendo que te mantengas alerta sobre cuál será su siguiente paso. Para mí eso es suficiente.

Miguel Angel Ortiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: