Archive for the LCR CINE – COMO LA VIDA MISMA Category

LCR CINE – LA CINTA BLANCA

Posted in LCR CINE - COMO LA VIDA MISMA on enero 14, 2010 by lacasaconruedas

El cineasta austriaco Michael Haneke debutaba en la gran pantalla en 1989 con El Séptimo Continente, la descomposición de una familia acomodada alemana que sin más explicaciones sobre el origen de sus problemas decide desprenderse de su anodina forma de vida llegando hasta las últimas consecuencias. Es su primera gran crítica sobre la descomposición social, las contrariedades de la mente humana. El Mal que reside en nuestras cabezas que nos empuja a vivir en un mundo construido de manera desigual. Desde entonces y hasta la fecha no se ha apreciado en este director (y guionista de todas sus cintas) un atisbo de cambio en su perspectiva sobre el mundo. Muchos críticos advierten en él pedantería y prepotencia a la hora de sojuzgar las miserias de nuestra raza. Tras haber visto buena parte de su filmografía con títulos como La pianista, Funny Games o El Tiempo del Lobo, me atrevo a intuir que su propósito no es en absoluto tendencioso y sí fruto de algunas certezas que anidan en su mente concluidas muchas a través de sus sesudos análisis sobre el hombre contemporáneo. No se anda con subterfugios. Filósofo y psicólogo además de formado en la dramaturgia, Michael Haneke tiene claro que estamos rodeados de perversidad y que, aún habiendo gente buena, la malicia, el egoísmo y el castigo crecen con tales raíces que desencadenan inexorablemente desgracias. Y Haneke decidió hace tiempo no mantenerse al margen. Esto es lo que hay –pensará- y así lo denuncio.

A tal efecto se sirve de metáforas con efectos inquietantes o de argumentos más explícitos que aportan dosis de terror. Unos y otros instrumentos desencadenan el que, a mi entender, es el calificativo que más acertadamente definiría a su cine: PERTURBADOR.

Este viernes 15 de enero llega a las salas españolas la última de sus creaciones, La Cinta Blanca. Ganadora de la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes y mejor película europea de 2009. Con permiso de Los Abrazos Rotos de Almodóvar, más del gusto de Hollywood, sería de justicia que la academia norteamericana premia a La Cinta Blanca con el oscar a la mejor película extranjera.

Galardones aparte, estamos ante el compendio de todas sus propuestas temáticas, reflexiones, críticas, premoniciones y alertas. La historia la vertebra la voz en off de uno de los protagonistas que ya anciano cuenta lo ocurrido en una aldea alemana los días previos a la Primera Guerra Mundial. El Mal está presente desde el principio del relato. Personajes que esconden secretos inconfesables, vejaciones irresueltas, algunas revestidas de travesuras. Despotismo, diferencia de clases, mal rollo. El germen de un siglo que habría de ver aún la degeneración y envilecimiento nazi. No en vano, la cinta blanca se la atan los tutores al brazo de sus hijos para señalarles por algún pecado cometido. Esos niños tan rubios y aseados, terriblemente inocentes, serán quienes veinte años después tal vez cosan una estrella en el pecho de los chaquetones judíos. Es la gran metáfora de Haneke que, por cierto, rueda en blanco y negro. Blanco y negro de verdad, ni sepia, ni decolorado. Técnica visual acompasada al guión. Claustrofobia. Les recomiendo que la vean y compartan su mensaje en la justa medida. Este mundo también es luz, color y optimismo. Me compadezco de Haneke.

Ismael T. Reguillos

Puedes escuchar esta sección todos los jueves en el programa ABRIMOS LOS JUEVES de Radio Daimiel.

Anuncios

LCR CINE – THE MAN FROM EARTH

Posted in LCR CINE - COMO LA VIDA MISMA on diciembre 30, 2009 by lacasaconruedas

Ciencia ficción. Un género que ha dado no pocos títulos etiquetados como cine de culto sin por ello estar reñido con el aplauso masivo del público. Algunas de las mejores cintas de todos los tiempos (generadoras muchas de propias tendencias y colectivos freaks) han sido rodadas sobre guiones del futuro, ese insoldable tema que todo lo permite porque del porvenir nada se sabe. La Máquina del Tiempo, el Planeta de los Simios, Matrix ó 2001 Una Odisea en el Espacio fueron filmes que marcaron época e impactaron en mayor o menor medida al espectador. Y muy importante: le hicieron pensar, generaron dialéctica, generaron debate.

Es común establecer un relación directa entre la ciencia ficción y los medios técnicos audiovisuales de última generación sin desdeñar el obligado desembolso de sumas millonarias de dólares en luz, sonido, hipermaquetas, efectos especiales, extras, escenarios impactantes, etc, etc. Sin embargo, he aquí una joya creada hace sólo tres años que diluye todas las sentencias que estereotipan este género. Su título es The man from earth. Estamos ante una película norteamericana ajena al circuito de superproducciones y no mayor presupuesto del que pueda añadir los emolumentos de sus intérpretes poco conocidos y el alquiler de una casa de campo en cuyo salón se rueda casi toda la película. Cine independiente de verdad. La pregunta es “¿cómo es posible con estos mimbres bucear por la ciencia ficción?”. La respuesta es que basta con un guión genial porque la imaginación de los espectadores hace el resto del trabajo.

El planteamiento argumental es simple. Nuestro protagonista se muda a otra ciudad y reúne a varios amigos a modo de despedida. Con todos acomodados y en animada conversación toma la palabra para revelarles que vive desde hace 14.000 años. Aunque sus juiciosos y sobrios tertulianos no lo toman en serio deciden entrar en el juego formulándole preguntas respondidas por el anfitrión con la agilidad de una enciclopedia; con las certezas de un testigo directo de 14 milenios. Los amigos directos se ven sobrepasados por una historia que supera toda racionalidad. Al otro lado de la pantalla, los espectadores no disponen de segundo de descanso alguna pues cada relevación abre nuevas puertas, les estremece. The man from earth, 87 minutos apasionantes. A su término, el intercambio de pareceres llegarán por sí solos. No les diré que prescindan de estimulantes herbáceos cuando procedan a su visionado.

Ismael T. Reguillos

Puedes escuchar esta sección todos los jueves en el programa ABRIMOS LOS JUEVES de Radio Daimiel.

LCR CINE – AVATAR Y UP

Posted in LCR CINE - COMO LA VIDA MISMA on diciembre 18, 2009 by lacasaconruedas

Pese a que la industria del cine no es esquiva mal que le pese a la crisis económica generalizada, a la 20th Century Fox no le han dolido prendas a la hora de soltar un auténtico pastón para coproducir junto a Lightstorm Entertainment y Giant Studios Incorporation una de las grandes sensaciones de la temporada. James Cameron, el director de Titanic o Terminator acostumbra a proveerse de inmensas cantidades de dólares para realizar sus películas. Esta vez ha sido dotado con más de 250 millones de georgewashingtones a fin de pasear por el mundo AVATAR, largometraje de 160 minutos que irrumpe estas fiestas en las salas españolas. Sin la suerte de haberla vista sólo puedo recoger los elogios de quienes sí la han disfrutado. Ciencia ficción en estado puro y programas informáticos exprimidos en toda la dimensión que ustedes puedan imaginarse. Mezcla de géneros que amén del referido incluye el bélico, aventuras, drama y mundo extraterrestre. Los humanos compartiendo contingencias con seres de un planeta imaginario siendo estos alienígenas criaturas que todos ustedes podrán ver en tres dimensiones, siempre y cuando no tengan la desgracia de acarrear con un ojo vago. AVATAR está recibiendo elogios por doquier que abarcan críticas especializadas hasta usuarios anónimos pasando por los periodistas extranjeros acreditados en Hollywood que son quienes nominan y otorgan los Globos de Oro. A la espera de los insignes Oscar, los galardones de antesala han situado en la rampa de lanzamiento a AVATAR con cuatro nominaciones: mejor película drama, director, banda sonora y canción. Tendrá un duro rival con la última de George Clooney otro que, como James Cameron, parece bendecido por los dioses.

Sin embargo, a la espera de su visionado dejemos a AVATAR en la recámara para pasar a recomendarles otra que también debe mucho sino todo a los ordenadores. Se trata de una película de animación que igualmente ha llenado las alforjas de sus patrocinadores este 2009. Se llama UP y es absolutamente deliciosa. Estará en la noche de los Globos de Oro pero en un segundo plano, un hecho que no han pasado por alto aquellos que la consideramos un auténtica joya recomendable para todos los públicos. UP es una historia de amor eterno que ablanda el corazón y provoca ternura hasta en los témpanos de hielo. El guión es excelente, los personajes entrañables y cargados de una expresividad y capacidad para transmitir sentimientos que sólo pueden cincelar las obras maestras de la animación. Para estas Navidades debieren situarlo en el primer lugar de su recetario cinematográfico. UP, porque el amor y la amistad te llevan a ser partícipe de aventuras insospechadas.

Ismael T. Reguillos

Puedes escuchar esta sección todos los jueves en el programa ABRIMOS LOS JUEVES de Radio Daimiel.

LCR CINE – EL NAZISMO EN EL CINE

Posted in LCR CINE - COMO LA VIDA MISMA on diciembre 10, 2009 by lacasaconruedas

Es uno de los argumentos más recurrentes. Podríamos ubicarlo como un subgénero del cine bélico pero, en realidad, va más allá. Porque no sólo se ha utilizado para mostrar trincheras, tanques o bombarderos, sino todo topo de veleidades, traiciones y, por supuesto retrato de sociedades. El nazismo como fin en sí mismo o percha para dar contexto a una historia ha originado una prolífica relación de películas, muchas de ellas merecedoras de ser incluidas entre las mejores de siempre.

 Lo que de entrada podría parecer un tema susceptible de herir muchas sensibilidades se ha abordado sin embargo desde múltiples puntos de vista. Desde la estremecedora  “La Lista de  Schindler” o “El pianista” hasta el cuentecilllo dramático-romántico-cómico de “La vida es bella” pasando por la descriptiva y cruda “Salvar al Soldado Ryan”. Sin olvidar las ajusticiadoras y moralistas de “Vencedores y vencidos” o “Los Juicios de Nuremburg”. Hasta Indiana Jones en la última cruzada tiene que combatir a los nazis en busca del Santo Grial.

 Del nazismo han hecho mucha caja los productores y los directores se han visto abocados siempre a hilar fino para que las escenas fueran al tiempo respetuosas y fiscalizadoras, si es posible exhibiendo sin tapujos el genocida holocausto auspiciado por la deshumanizada clase dirigente del Tercer Reich y sus ideólogos. De ahí que pasados los años no ha importado aplicarle la mofa a las cabezas visibles de aquel régimen e incluso revestir con situaciones disparatadas tamaña tragedia.

Es cierto que “El Gran Dictador” de Charles Chaplin ya se atrevía a pintar a un Hitler ridículo. Un histrión descerebrado. Sin embargo, está rodada en 1940  un año después del comienzo de la guerra. Chaplin no habría osado filmar semejante  película cinco años después cuando el mundo ya conocía la dimensión del exterminio judío y otras atrocidades racistas y xenófobas.

Interpretar al Führer suponía un sobreesfuerzo dramático. Véase al admirado Bruno Ganz en ‘El Hundimiento’ un papel que causa pavor con sus ataques de ira. Hay otro Hitler, el que hoy nos ocupa no tan desatado pero igualmente creíble que  es el interpretado Daniel Bruhl en la última de Tarantino, “Malditos Bastardos”.

No entraré demasiado a analizar la película pero sí concluyo que Tarantino raya la perfección. Las dosis justas de violencia inherente a sus creaciones, el absurdo tan propio de él pero en este caso al servicio de la invención que nos quiere contar. Por supuesto, los nazis están locos y entregados a la causa. Especialmente el extraordinario Hans Lada personaje representado por Christopher Waltz. Un teniente coronel que acaba descendiendo hasta el más bajo y rastrero de los comportamientos. Pero cuidado, Tarantino es ecuánime al exponer que las vilezas en una guerra pueden cometerse igual cuando llevas un uniforme de las SS o eres un guerrillero luchando en la liberación de Francia. Para que me entiendan, no comete el error de pasear la bandera de las barras y estrellas como símbolo de paz y libertad. Malditos Bastardos es una historia visualmente impecable, brillante en la música e ingeniosa en el planteamiento de los diálogos, muchos cargadas de tensión, como ejemplo, la primera escena. Es de lo mejor e las últimas décadas.  

Ismael T. Reguillos

Puedes escuchar esta sección todos los jueves en el programa ABRIMOS LOS JUEVES de Radio Daimiel.

LCR CINE – COMO LA VIDA MISMA – “CIUDAD DE VIDA Y MUERTE”

Posted in LCR CINE - COMO LA VIDA MISMA on noviembre 27, 2009 by lacasaconruedas

Hola a todos. Hoy inauguramos una nueva sección en La Casa con Ruedas. Se llama COMO LA VIDA MISMA. Un repaso a lo más destacado del celuloide pasado, presente y futuro a través de los ojos de Ismael T. Reguillos.

La historia de la humanidad es también la de la infamia. Y, cómo no, el cine ha sido un instrumento valiosísimo al servicio de la memoria histórica. Directores, guionistas y productores, quienes ponen el dinero, los ha habido valientes para contar exterminios, genocidios, masacres y matanzas. Unas veces por simple compromiso ético, otras por sentido de justicia, en ocasiones para denunciar las actitudes de sus compatriotas (por vergüenza patria podríamos decir) y muchas otras para honrar a sus semejantes, a su pueblo.

Tristemente, han abundado argumentos. El siglo XX estuvo repleto de episodios abyectos. Una involución de los derechos humanos inconcebible en  el XIX cuando imperaba el positivismo. Es curioso que en 1919 firmado el Tratado de Versalles pensaran algunos que entonces no habría otra conflicto como la Gran Guerra, la Primera Guerra Mundial, que había ejercido como una suerte de expurgo de maldades. Y sin embargo pasarían sólo 20 años para dar entrada a otra contienda que dejó tras de sí 60 millones de cadáveres. Pero lo que muchos ciudadanos no se han detenido a pensar es que en los últimos 60 años las batallas han sido mucho más encarnizadas, devastadoras y numerosas. Con la silenciosa Guerra Fría sobrevinieron un sinfín de polvorines a lo largo y ancho del Globo. Y muchas matanzas, ingentes víctimas civiles…un terrorífico paso atrás.

Mencionar que sólo en Camboya los comunistas de los Jemeres Rojos exterminaron a más de dos millones de personas, sin olvidar la depuración acometida por Stalin en la Unión Soviética. Del primer caso apenas hemos conocido una película documental con personajes reales. Del tirano georgiano películas biográficas en las que se intuye más que se ve. Hace pocos años el mundo se hizo a la idea de la interminable guerra de los grandes lagos y aquellos pocos días de 1995 cuando perecieron varios millones de personas entre hutus y tutsis. Uno de los genocidios más irracionales por si alguno no lo fuera. Ahí estuvo el cine con la dura película Hotel Ruanda, muy recomendable si no la han visto. Sin embargo de otros africanos como los somalíes,  un millón y medio de muertos, nada se ha contado en la gran pantalla. Sólo hemos conocido la calaña de sus ejecutores en la epopeya yanqui de Black Haw Derribado. Minucias.

El pueblo judío sí puede sentirse satisfecho por cómo ha vehiculado el Cine el Holocausto. Innumerables películas sobre la cuestión, siendo la más relevante por su crudeza y realismo La Lista de Schindler.

 Pero hoy viajamos varios miles de kilómetros al Oriente para situarnos en China dos años antes de la Segunda Guerra Mundial. Mientras Hitler seguía planificando las dimensiones de la futura Europa Conquistada, en Japón el ejército imperial actuaba con mano de hierro sometiendo a sus vecinos y con un salvoconducto para hacer y deshacer a su antojo. El pacto Antikominter suscrito con Alemania que poco después les convertiría en aliados de guerra. Las tropas mandadas por Hiroito ya habían tomado Shangai y avanzaban hacia la capital de la República Nacional de China cuyos mandos habían ordenado la política de tierra quemada. Fuego a campos y víveres, y retirada. El 13 de noviembre de 1937 los soldados japoneses entraron en Naikín, antigua capital de China. Lo que ocurría allí en los meses posteriores oscila entre 150.000 y 300.000 muertos dependiendo de las fuentes. Violaciones masivas, mujeres obligadas a satisfacer las necesidades sexuales de rasos y oficiales…. niños fusilados. Los historiadores y periodistas que entonces mantenían en Naikín su corresponsalía han señalado que, aunque parezca increíble, las hordas del Tercer Reich eran hermanitas de la caridad al lado de los japoneses. Hoy en 2009 es una herida que sigue abierta. No ha habido un perdón oficial. Pero sí una denuncia. la película se llama Ciudad de Vida y Muerte, rodada en blanco y negro y tremendamente dura. La más dura que un servidor haya visto jamás… Ha sido la ganadora este año de la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián.

 Si preguntan les diría que no es recomendable, si me vuelven a preguntar les matizaría que, sin embargo, es necesaria verla y tragar saliva. Al menos como modesto homenaje a las víctimas.

Ismael T. Reguillos

Puedes escuchar esta sección todos los jueves en el programa ABRIMOS LOS JUEVES de Radio Daimiel.